La Casa Germania
TUCAMINODELUZ. Con la tecnología de Blogger.

La Casa Germania

enlaces patrocinados .
Era 1995, y en Argentina era la epoca en que todo el mundo se iba a veranear al exterior porque era mas barato. Nosotros decidimos lo contrario y fuimos con mi esposo a alquilar un bungalow a San Carlos de Bariloche. Decir que estaba ubicado en la ciudad de Bariloche seria mentir, nuestro bungalow estaba en las afueras. Cerca de la naturaleza, lejos de la civilización.
Estábamos en los bosques, donde no la maldad cotidiana de los hombres que respiran y caminan, no existe. No obstante, no seria prudente decir que no habitan en esas zonas, espíritus de antaño que desconocen el paso del tiempo.
La primera señal fueron las voces que escuchábamos en el porche de la casa. Parecían como si el viento estuviera cantando para nosotros, pero no era el viento. Eso lo supimos desde un primer momento. La voz hablaba en alemán.. Era casi ininteligible pero lo pude descifrar. Nos pedía que nos marcháramos...
Días más tarde, mientras estábamos cenando, una fuerte nevada caia afuera. Escuchamos tres golpes a la puerta. No había nadie alli. Gehen sie aus! Lo escuche otra vez. Nos pedía que nos marcháramos. Y le respondí con una pregunta de la que no obtuve respuesta. Le pregunte quien era.
Llenos de terror y curiosidad buscamos por toda la cabaña hasta que encontramos una baldosa hueca y la abrimos. Lo que encontramos nos hundió en el terror y supimos de quien era la voz. Un oficial nazi escapado a la Argentina, había vivido en ese lugar. Su nombre estaba tachado, tal vez por el mismo para olvidar su pasado.
En ese momento la casa tembló y no fue el cruel viento, o la nieve que resbalaba desde el techo. Era el mismo, la maldad sin nombre.
Una conversación sin palabras y un pacto con lo prohibido tuvieron lugar esa noche. Hicimos un pacto, quedarnos con nuestra vida a cambio de nuestro silencio. Y fue una promesa.
Al día siguiente averiguamos que un hombre de nacionalidad alemana llamado Lothar von Wald se había suicidado en la cabaña hace 30 años. Nadie sabía quien realmente había sido en su patria y nosotros jamás lo divulgamos, pues así habían sido los términos de nuestro pacto.
No mencionamos esto a nadie jamas hasta ahora y lo digo en este momento y lugar porque ya nada tengo que perder.. Mi esposo hace tiempo se suicido, luego de una larga depresion consecuencia de nuestro encuentro con ese demonio.
Y ahora que escribo esto, creo poder escucharlo, en el viento. Ahora que conocen el secreto, en este momento.... esta en ustedes...

0 comentarios:

Publicar un comentario

No publiquen más de una vez su oración o pedido. Debido a los spamers los comentarios están moderados. Disculpen las molestias. Marina Merletti

Busca rituales

Te puede gustar

FACEBOOK

Powered by Jasper Roberts - Blog
Encuéntranos en Google+