El Caporal
TUCAMINODELUZ. Con la tecnología de Blogger.

El Caporal

enlaces patrocinados .
la historia se desarolla en la ciudad de Puebla, aquí en México. Esta ciudad tiene bastantes iglesias y cuenta con muchísimo sabor a mi país; espero les agrade la historia del Caporal que se desarrolla más o menos por los años de 1856.
Ocurrió pues que en la bella ciudad de Puebla, había una hacienda que era muy famosa y reconocida en toda la región, y su dueño Don Manuel Romero era un hombre muy rígido y despiadado con sus trabajadores, además de que tenía un "muy torcido sentido de lo que era la religión". Acostumbraba recorrer desde muy temprano las tierras que formaban sus dominios; mientras él cabalgaba a caballo podía observar cómo sus peones laboraban en su hacienda, así pues transcurrió un tiempo en la región, y coincidió con la llegada de Pablo que era un joven campesino que llegó a pedir trabajo en la hacienda. Don Manuel aceptó ya que el joven aparentaba ser sano, además de joven y fuerte.
Las semanas transcurrieron y Pablo observaba a disgusto la desigualdad social tan marcada que había en la región. Entre los casos de injusticia tan marcados estaban las deudas que pasaban de padres a hijos por generaciones en la tienda de raya (lugar en donde se vendían artículos de primera necesidad a los trabajadores, a precios exorbitantes), además las jornadas laborales muy extenuantes, las condiciones de insalubridad en las que habitaban las personas, y sobre todo el hambre que siempre estaba presentes. Así pues una noche sustrajo de la bodega algunos panes para dárselos a la familia más necesitada de la hacienda.
A la mañana siguiente el robo salió a la luz, y el patrón no tardó mucho en dar con el saco que aún se encontraba en la humilde casa de los peones, y procedió a azotar al padre de familia hasta matarlo. Como no obtuvo respuesta del padre de cómo obtuvo los panes estaba dispuesto a azotar a la esposa del trabajador, pero en ese momento llegó Pablo quien confesó su robo y encaró al patrón. Por toda respuesta el patrón lo abofeteó y ordenó que lo ataran, para ejecutar la sentencia que él había considerado más pertinente.
Le ataron de una mano y el mismo patrón tomando un afilado machete le cercenó la mano. El grito de dolor se escuchó por toda la hacienda, mientras la mano caía sobre la tierra polvosa de la hacienda. Después corrieron a Pablo de la hacienda "aparentemente", ya que lo asesinaron en un llano lejano, por órdenes del hacendado. La mano permaneció en ese sitio por muchos días, semanas, meses y a los seis años la mano desapareció.
Los años pasaron y en cierta ocasión cuando el hacendado abría el cajón de su escritorio descubrió la mano que lo señalaba. Inmediatamente mandó llamar a sus trabajadores y ordenó que encerraran la mano en una caja de madera, rodeada de cadenas y candados. A raiz de este suceso la salud de hacendado empeoró, casi no dormía, ni comía y cuando conciliaba el sueño las pesadillas lo atormentaban, hasta que una mañana amaneció muerto, con unas marcas en el cuello de una visible extrangulación, y a su lado encontraron una mano.
Al correr a buscar si todavía estaba encerrada y romper la caja no encontraron nada.

0 comentarios:

Publicar un comentario

No publiquen más de una vez su oración o pedido. Debido a los spamers los comentarios están moderados. Disculpen las molestias. Marina Merletti

Busca rituales

Te puede gustar

FACEBOOK

Powered by Jasper Roberts - Blog
Encuéntranos en Google+