Como hacer un viaje astral paso a paso
TUCAMINODELUZ. Con la tecnología de Blogger.

Como hacer un viaje astral paso a paso

enlaces patrocinados .
VIAJE ASTRAL
El ser humano tiene además de su cuerpo físico, seis otros vehículos aunque
sutiles. Uno de ellos es el cuerpo astral, vehículo de las emociones y los deseos, unido
al cuerpo físico a través de un cordón umbilical de energía que se conoce como el
“Cordón de Plata”, y que se quiebra cuando uno muere. Precisamente en la Biblia en
Eclesiastés 12,6 dice: “...antes que se rompa el cordón de plata”, haciendo referencia a
la muerte.
Durante el sueño siempre nos desdoblamos, desprendiéndonos del cuerpo físico
y viviendo experiencias en la dimensión del astral. Todos los sueños son viajes
astrales, pero no todos los viajes astrales son sueños. Uno puede desdoblarse sin estar
durmiendo, bastará con una relajación profunda.
Si estamos en buenas condiciones de salud la experiencia astral conciente no
trae ninguna dificultad. Y para ésta práctica se recomienda que estemos con el
estómago libre de procesos de digestión
, por ello es aconsejable realizar el ejercicio
antes de ingerir alimentos o por lo menos dos horas después de haberlo hecho.
El viaje astral como decíamos es algo que naturalmente y de manera espontánea
realizamos todos las noches durante el sueño. El esfuerzo que debemos desplegar en
éste sentido ,es estar completamente conscientes, y efectuarlo después de nuestras
meditaciones, con el ejercicio de nuestra voluntad que debe haberse visto fortalecida
por la disciplina interior, que venimos asimilando de prácticas anteriores (respiración,
protección, relajación,concentración y meditación). Todo proceso de crecimiento
interior apunta hacia el afloramiento natural de capacidades que son parte de nuestra
naturaleza, y que nos permitirán ampliar nuestra capacidad de amor en el servicio,
porque descubriremos que vivimos en un universo sin límites, y que el único límite es
nuestra ignorancia y nuestros miedos,a los que muchas veces nos aferramos.
El viaje astral es ingresar en otra realidad , una realidad interna y
manifestación de otro plano de experiencias, que están reservadas para el ser humano.
Recordemos que antes de nacer, estamos en el mundo astral, durante el sueño
volvemos al astral y al fallecer regresamos allí; tendríamos que pensar entonces ¿cuál
de los planos de existencia es más real? ¿en cuál pasamos más tiempo ,en el astral o
en el físico? Como la respuesta es evidente, tenerlos entonces que reflexionar por qué
solemos olvidar aquel otro plano de vida que resulta más real que el físico. Y es que
el recordar los sueños es señal de madurez, y parte del proceso de expansión de
conciencia; así como por las mañanas nos despertamos, y luego nos levantamos de la
cama, igualmente se requiere que despertemos conciencia a todo el universo de
posibilidades que nos rodea. Debemos reaccionar y abrir los ojos a una realidad que,
porque no la terminamos de percibimos aun, no deja de existir, de manifestarse y de
actuar influyendo nuestro mundo material.

Antes de iniciar la aventura del viaje astral conciente deberemos superar todos
los temores. Nada malo puede pasar que nosotros no lo permitamos. El miedo es la
puerta por la que llegan todas las acechanzas y peligros. Si uno sabe que está
protegido (recordemos la existencia de nuestra Aura), protegido esta .Dejemos paso a
la convicción, y la seguridad de que tenemos la protección de entidades superiores,
entre quienes se cuentan los hermanos guías extraterrestres , así como otros seres que
siendo espirituales nos librarán del acecho de entidades bajas astrales; que siempre
existen y pululan en esos planos, buscando introducirse en el cuerpo de los
encarnados. Pero el peligro real es nuestra inseguridad, nuestro propio miedo .

Técnica en el Viaje Astral
Para el desdoblamiento se requiere entre otras cosas una posición cómoda, de
preferencia acostado en el suelo sobre una frazada, o sentado sobre un sofá con un
buen espaldar y grandes descansabrazos ; también una buena respiración y una
profunda relajación, alcanzadas previamente. Al cabo de ello iniciamos nuestro
trabajo con miras a abandonar lentamente, paso a paso, nuestro cuerpo por un período
corto de tiempo, procurando antes que nada , perder el temor de dejar de sentir el
cuerpo.
El primer paso para llegar al desdoblamiento consiste sentirnos relajados, y
dejar de percibir nuestro cuerpo. Nos imaginamos que somos como una esfera de luz
flotando en el interior del envase que es nuestro cuerpo. Nos imaginamos también que
esa esferita de luz sale como flotando por encima de nuestra cabeza , o por el pecho
girando a gran velocidad, o por la espalda, o se balancea saliéndose por los lados del
cuerpo. Y fuera de él nos giramos para vernos tal como somos. Para volver
simplemente bastará desearlo.
Otra forma es luego de la relajación imaginarse que nos levantamos dejando
nuestro cuerpo al lado. Recordamos entonces, todos los detalles de la habitación y
pensemos en desplazarnos hacia la puerta más cercana, la cual abriremos; de allí
recorreremos toda la casa (el lugar), abriendo y cerrando, las puertas detrás nuestro.
Procuraremos salir afuera a la calle observándolo todo (todo esto imaginándolo).
Luego regresaremos, volviendo por nuestros pasos, hasta encontrarnos con nuestro
cuerpo, en el cual ingresaremos lentamente. Al haber completado este
reconocimiento mental del lugar, habremos adquirido la adecuada concentración y
orientación como para intentar el desdoblamiento en serio y real.
El segundo paso para el viaje astral definitivo, es ubicarnos nuevamente dentro
de nosotros mismos como flotando ,y tratar de elevarnos por encima de la cabeza,
como si ésta se estirara indefinidamente, hasta liberarnos completamente del cuerpo.
Otra forma es balancearnos de izquierda a derecha dentro nuestro , procurando salir
por los lados del cuerpo. Otra forma es ubicarnos a la altura del pecho y sentir que
giramos, siendo desplazados hacia afuera por la fuerza centrifuga generada . Nos
concentramos pues, en nuestro interior y empezamos a elevarnos, a balancearnos , a
flotar o a girar velozmente, deseando fuertemente en nuestra mente, desprendernos
del cuerpo, sin temor y conscientes de la protección. La recomendación es que
tenemos que focalizar nuestra atención en el proceso de desprendernos, y no tenemos
que preocuparnos en sentir el cuerpo en el proceso de abandonarlo, o esto nos atraerá
velozmente a el
Otra paso sería, en caso nos incomoden demasiado los anteriores, que sin
mover nuestro cuerpo tratemos de incorporarnos
, como sentándonos y girando para
ver nuestro rostro, como si estuviésemos frente a un espejo; luego levantarnos
parándonos y observando el cuerpo tendido en el suelo o sentados como lo hallamos
dejado.
Una forma de inducirnos al desdoblamiento es también, la de sentirnos flotar y
desprendernos como cayendo de espaldas, o deslizarnos por los pies. Cuando hemos
escogido elevarnos por encima de la cabeza , procuraremos mirar todo desde arriba,
llegando a tocar el techo de la habitación y recordando allí, que nuestro vehículo
astral puede atravesarlo; por lo cual podremos flotar y salir al exterior, procurando
fijarnos en algún hecho externo que después nos lleve a una verificación de la
veracidad de la experiencia. Podremos por ejemplo: ir a nuestras respectivas casas o
a las de familiares y amigos, fijándonos en algo que posteriormente podamos cotejar.
Una vez que nos encontremos fuera de nosotros, y ya superamos la sensación de
temor, podremos avanzar fijándonos en todo cuanto hay alrededor nuestro, pudiendo
atravesar puertas y paredes porque el astral no está sujeto a las leyes de la física
material. Como hemos pedido (debemos siempre solicitarla) una asesoría o
protección especial al principio de la práctica a los guías extraterrestres o maestros de
luz, es muy probable que uno de ellos esté aguardando en astral para orientarnos.
Veremos que hasta volar podemos por cuanto el cuerpo astral no esta sujeto a las
leyes de la física, y que las distancias se cubren a la velocidad del pensamiento por lo
que se puede realizar fácilmente viajes a otros planetas sin necesidad de usar trajes
espaciales; y hasta podremos conocer recónditos lugares de nuestro planeta
atravesando muros, rocas y hasta montañas completas. El retorno igualmente lo
realizaremos con tranquilidad y sin apuro
, procurando no olvidar los detalles de la
experiencia; y bastará simplemente con desear volver, procurando concentrarnos en
alguna parte de nuestro cuerpo, como por ejemplo los dedos de los pies o de las
manos, para que vayamos entrando suavemente.
Esta práctica se dirige como una relajación normal y cuando llegamos al
momento en que ha de iniciarse la salida, hemos de sugerir que empiece el proceso
de desprendimiento sin temor y con confianza. Sugerimos entonces los diversos
sistemas que ahora ya conocemos, dando un margen de unos quince a veinte minutos
de experiencia antes de iniciar el retorno, el cual se dirige como trayéndolos de una
meditación profunda.

LOS SUEÑOS Como dijimos : todos los sueños son viajes astrales, pero no todos los viajes
astrales son sueños, ya que pueden realizarse éstos sin necesidad de estar dormidos,
por ejemplo, a través de los pasos de la meditación.
Recordar los sueños es síntoma de avance en el despertar de la conciencia,
aunque no en todos los casos; y lo más importante es la capacidad de interpretación
de los mismos. Los sueños vienen a ser mensajes que afloran del subconsciente o del
inconsciente, tratándonos de advertir algo; es una forma que tiene el maestro interno
(el real ser) de comunicarse con nosotros a través del lenguaje simbólico, por ello,
podemos distinguir varias clases de sueño y entre ellos están:
a) Sueños simbólicos: los mismos que contienen imágenes a ser interpretadas
por muy extrañas y descabelladas que parezcan, y a través de los cuales nuestro
Maestro Interno está buscando dialogar con nosotros .
b) Sueños precognitorios y premonitorios: los cuales son generalmente avisos
sobre eventos futuros como mecanismo de protección, o adelantos y señales para que
sepamos que nuestra vida está siguiendo una programación , que en cualquier
momento puede variar con el ejercicio de nuestra voluntad.
c) Sueños experimentales: que suelen ser verdaderas experiencias en el astral
donde recibimos una instrucción y capacitación.
d) Sueños recordatorios: donde llegan a aflorar imágenes de vidas pasadas o de
momentos significativos de nuestra experiencia actual.
e)Sueños de imaginación: donde la mente se limpia de todas las impresiones,
temores, angustias, ideas obsesivas y preocupaciones que la persona arrastra consigo.
Muchas veces los sueños aparecen mezclados con símbolos, experiencias reales
astrales, alguna premonición etc. debiendo al interpretarlos con el uso de la intuición,
imaginación e inteligencia para reconocer que es cada cosa.
El principal problema que se nos presenta en los viajes astrales , es el olvido
instantáneo de los sueños; para lo cual se recomienda que debajo de la almohada o en
una mesita al lado de la cama, dejemos un cuaderno y un lápiz para anotar lo que
recordemos en el momento en que lo recordemos. Y esto porque cuando
abandonamos nuestro cuerpo en el sueño, durante la noche, lo hacemos como un vaso
de agua turbia, que al quedar en reposo, todo lo turbio se asienta en el fondo. Al
retornar al cuerpo después de la experiencia ,de acuerdo a nuestra evolución, el
reingreso al cuerpo será más o menos aparatoso, por lo que el vaso se agita y se
confunde la experiencia mezclándose con los afloramientos del subconsciente,
haciéndonos olvidar lo vivido.

PRACTICA PARA RECORDAR LOS SUEÑOS
Lo primero que se recomienda para empezar a recordar los sueños es acostarse
temprano. Una persona cansada, agotada y tensa, con déficit de descanso,
difícilmente podrá recordar sus sueños; por ello se requiere compensar esos déficit,
durmiendo más temprano y luego llegar a hacer un hábito el acostarse temprano para
levantarse temprano, así estaremos en armonía con el Sol y la Luna, devolviéndonos
la salud y la armonía interna..
Al acostarnos temprano tenemos tiempo como para relajar el cuerpo y realizar
una breve meditación, lo cual nos induce al mundo astral en una buena vibración y
actitud mental.
Nos acostamos horizontales en la cama sin almohada para empezar la
programación . Pondremos entonces las yemas de los dedos sobre nuestro pecho
debajo del esternón , y ligeramente por encima del ombligo, los brazos flexionados
permanecen a los lados del cuerpo, talones juntos o rozándose. Entonces tomaremos
respiraciones muy profundas por la nariz, y con el vientre; con la boca ligeramente
cerrada, produciéndose una respiración silenciosa que procura llenar al máximo la
capacidad de los pulmones. Durante las cinco respiraciones utilizando el diafragma
como si fuese un fuelle , realizando triángulos perfectos: inhalando si podemos hasta
10, reteniendo hasta 10, y exhalando hasta 10. Mientras efectuemos este proceso , nos
iremos repitiendo mentalmente frases como: “Voy a recordar mis sueño( al inhalar)...
Sabré que estoy soñando( al retener)...Y seré guiado o asistido por seres de luz (al
exhalar) ”.
Al término de las respiraciones profundas podremos emplear la almohada si
queremos, y nos acostaremos sobre el lado derecho en la llamada posición del León,
esto es la pierna y el brazo derecho estirados, mientras que el brazo izquierdo y la
pierna izquierda permanecen flexionados. El mentón se apoyará sobre el hombro.
Toda esta posición facilita el desdoblamiento y la respiración, no oprimiendo el
corazón. Se recomienda asumir esta postura después de haber realizado nuestras
acostumbradas y folclóricas evoluciones en la cama.
Una parte importante en el proceso de recordar los sueños es el no abrir de
inmediato los ojos cuando nos despertamos en la mañana, ni moverse siquiera, sino
que por el contrario, permanecer quietos por un rato y con los ojos cerrados; haciendo
de inmediato y allí mismo, memoria de la experiencia astral. Esto lo hacemos así
porque si nos moviéramos, agitando nuestros vehículos sutiles, confundiríamos la
memoria astral con la consciente , dependiendo del nivel de conciencia alcanzado en
ese momento. También si abrimos los ojos dirigimos la atención interna hacia lo
externo, perdiendo de inmediato la memoria astral, distrayéndonos y olvidando
automáticamente lo vivenciado.
La memoria astral al ingresar al consciente se hace muy frágil, porque hay
mecanismos llamados "velos astrales", que impiden los recuerdos y la conciencia
astral para quien aún no está preparado.
Debemos pues, con los ojos cerrados y con un mínimo movimiento que sería el
que nos demandaría estirar el brazo para alcanzarnos un cuaderno y un lápiz,
disponernos para tomar nota de la experiencia astral que previamente procuraremos
recordar al detalle y en el momento. Al dejarla anotada, podremos seguir durmiendo
sin temor a olvidar, ya que al despertar definitivamente, lo escrito nos servirá como
clave de memoria.

0 comentarios:

Publicar un comentario

No publiquen más de una vez su oración o pedido. Debido a los spamers los comentarios están moderados. Disculpen las molestias. Marina Merletti

Busca rituales



Para ti, el mejor tarot, conjuros para atraer el amor, amarres y conjuros de magia blanca para hacer en casa, encuentra las mejores recetas para conjuros de amor de magia blanca

FACEBOOK

Powered by Jasper Roberts - Blog
Encuéntranos en Google+